spanish-way-of-life

El tiempo según los españoles (o por qué hay tantos bares en España)

bares-españa Nada más llegar a España te darás cuenta de que aquí siempre es el momento adecuado para hacer cualquier cosa te apetezca.

Lo que más choca al llegar de otro país es la diferencia abismal entre el concepto de tiempo que tenemos los españoles respecto al resto del mundo.

El tópico quizás más frecuente sobre España es el momento de la siesta: ¡nada más equivocado! Aquí en Madrid es costumbre acostarse muy tarde y levantarse temprano (porque sí, aquí también las oficinas abren a las 8.30).

¿Pero entonces cómo aguantamos este ritmo? ¿Tomamos mucho café? Pues no. España es, de los países europeos, uno de los que menos café consume. Muy raro pensarás…. ¿y por qué las calles, plazas y barrios están repletos de bares? ¿Sabías que España es el país del mundo con mayor número de bares por habitante? Ir de cañas es una costumbre típica de los españoles y siempre es un buen momento para tomar algo con los amigos y relajarse en alguna terraza. Pasar mucho tiempo fuera de casa nos permite también conocer a mucha gente, por lo tanto podrás comprobar tú mismo que aquí es muy sencillo hacer nuevas amistades.

Pero vamos a ver por qué aquí el concepto de tiempo parece haber adquirido un significado diferente a los demás países.

La mañana indica una franja de tiempo que va desde un momento indefinido de la noche hasta la hora de la comida, ¡que normalmente es entre las 14.00 y 16.00! Así que la mañana se hace muy larga y para que se nos haga llevadera nos tomamos unas cuantas pausas café (aunque no tomemos siempre café). Cuando por fin llega la hora de comer, nada mejor que sacar los tuppers de tu madre/suegra/tía o quien sea, para disfrutar de una comida riquísima y casera. Otra opción es el menú del día: casi todos los restaurantes aquí ofrecen una combinación diaria de platos muy baratos, que trabajadores y estudiantes no se dejan escapar.

La tarde incluye las pocas horas de trabajo que quedan después de comer y se alarga hasta después del anochecer. Entre semana es el momento del día en el cual verás a más gente por las calles. Al salir del trabajo es muy frecuente quedar con amigos para tomar algo, y aquí se explica el por qué de la increíble cantidad de bares que nos rodean. Lo normal es tomar una caña, que siempre viene acompañada de alguna tapa, para luego cambiarse a otro bar y tomar otra caña con tapa, para luego cambiarse a otro bar…. hasta que nos damos cuenta de que al día siguiente hay que despertarse temprano.

La noche finalmente llega con una cena ligera (será porque se suele cenar a las 22.00, o será porque llega después de unas cuantas tapas, pero la cena suele ser un rápido picoteo). Las películas en la tele empiezan alrededor de las 22.30, así que de verdad se nos hace imposible acostarnos antes de la media noche.

La noche del fin de semana se merece un párrafo aparte. ¡En ningún lugar del mundo la noche dura tanto como en España! Si durante el día muchos se dedican a alguna actividad cultural, deportiva o excursión fuera de la ciudad, otros se dedican a descansar para poder afrontar la noche con energía. La cena se suele alargar hasta las tantas, muy a menudo es una ruta por bares de tapas, hasta que a las 2.00 cierran. Después tomamos algo en algún bar de copas y nos vamos a bailar a algún club, hasta las 5.30 de la madrugada. Por si no estamos cansados todavía, existen los afters, bares que se burlan del horario oficial de cierre y que por esto no exhiben ningún cartel. Nadie sabe muy bien dónde están o por dónde se entra, hasta que algún conocido te lleve a descubrir uno. ¿Y luego qué más queda por hacer? El desayuno, por supuesto, antes de acostarnos cuando el resto del mundo se despierta.

También en España las horas duran 60 minutos, pero aquí el tiempo no tiene la misma duración que en otros países. ¿Posible? Sí, porque aprovechamos al máximo de cada momento, del día o de la noche, para disfrutar, conocer, compartir.

PROFESOR SPANEASY
marketing2@spaneasylearning.com
No Comments

Post A Comment