Receta de pisto manchego

 

¡Hola, spaneasiers! ¿Cómo lleváis las clases de español? Esperamos que muy bien y que las estéis aprovechando al máximo. Una de las formas más interesantes (y más ricas) de hacer una inmersión cultural es a través de la gastronomía del país. Obviamente entendemos que la comida no será una de vuestras razones para aprender español, pero seguro que sí es una de las razones por las que habéis viajado o queréis viajar a algún país de habla hispana. Las arepas, la paella, el jamón, los tacos, el ceviche o la tortilla de patatas son algunos de los platos más famosos (y
ricos) de la gastronomía hispana.

En el post de hoy vamos a enseñaros cómo se hace el pisto manchego, un plato exquisito y muy saludable. Es muy común en la dieta mediterránea española. Elaborado a base de verduras y tomate, uno de los ingredientes clave. Normalmente, se suele acompañar con un huevo frito para mojar la yema y comer a la vez con las verduras. Pero si no os gusta el huevo o tenéis alergia podéis omitir este paso.

A continuación, os dejamos los ingredientes de la receta y los pasos para su elaboración. Ingredientes que necesitamos para su elaboración:

  • Calabacín – 1 unidad
  • Cebolla – 1 unidad
  • Pimiento Verde – 1 unidad
  • Pimiento Rojo – 1 unidad
  • Tomates – 3 unidades
  • Sal – al gusto
  • Huevo – 1 unidad

 

Pasos a seguir para su elaboración:

  1. Una vez lavadas las verduras, cortamos en trozos pequeños tanto el calabacín, la cebolla como el pimiento verde y rojo.
  2. Pelamos los tomates, les quitamos las pepitas y los troceamos.
  3. Ponemos en una sartén a calentar un chorro de aceite, cuando esté caliente añadimos todas las verduras salvo el tomate. Cocinamos durante unos 25 minutos a fuego medio.
  4. Cuando veamos las verduras que están pochadas (blanditas) añadimos el tomate. Movemos todos los ingredientes para que se mezclen bien y cocinamos durante 10 minutos aproximadamente.
  5. A continuación, abrimos un pequeño hueco en el medio de la verdura y echamos el huevo crudo. Añadimos una pizca de sal.
  6. Tapamos y dejamos que se cocine.
  7. Ya está listo para servir y mojar con un rico pan.

 

Esperamos que esta receta os haya gustado y la pongáis en práctica. Os dejamos el enlace a otra receta muy refrescante y ahora que llega el buen tiempo y el calor apetece mucho. Esta receta es para hacer gazpacho o salmorejo. ¿Vosotros cuál preferís?

¡Hasta la próxima!

PROFESOR SPANEASY
marketing2@spaneasylearning.com
No Comments

Post A Comment