chuparse-los-dedos

Para chuparse los dedos


¡Hola Spaneasiers! ¿Cómo van vuestras clases de español? Seguro que ya habéis aprendido un montón de gramática y vocabulario, pero ¿qué os parece aprender también sobre la gastronomía española? En Spaneasy queremos que sorprendáis a vuestros amigos con vuestro acento madrileño, pero también con unos platos españoles para chuparse los dedos ¿Os atrevéis a cocinar un plato español?

Hoy os traemos dos recetas muy sencillas que podéis preparar cuando invitéis a vuestros a tomar una cerveza, un aperitivo, o, incluso, para una fiesta.

Pan tumaca

Los ingredientes necesarios son: pan, aceite de oliva, tomates y sal.

Lo primero que tenéis que hacer es partir uno de los tomates por la mitad (sin quitarle la piel) y restregar una de las mitades contra una rebanada de pan hasta que esta se quede rojita. No importa si se quedan algunas semillas o trozos de tomate, así estará más sabroso. Otra forma de hacerlo es poner los tomates cortados en la batidora y triturarlos hasta conseguir una crema.

Cuando ya tenemos el tomate en el pan, añadimos un chorrito de aceite y una pizca de sal. Podemos también colocar una loncha de jamón serrano en la rebanada. Sencillo, ¿no?

Patatas alioli

Seguro que ya habéis probado esta tapa antes, así que no será muy difícil distinguir sus ingredientes: 2 patatas, 1 huevo, 1 diente de ajo, 150 ml de aceite de girasol, perejil y sal.

Ponemos las patatas a cocer con agua y sal durante 20 minutos. Después las pelamos y las cortamos en trozos irregulares. Las dejamos reposar y mientras preparamos el alioli.

Hay varias formas de hacer esta salsa, pero solo vamos a enseñaros la más fácil. Ponemos el huevo, el diente de ajo y el aceite en un vaso alto (también pueden añadirse unas gotas de limón) y lo trituramos todo con la batidora. Es muy importante dejar el brazo de la batidora muy recto y, una vez que empiece a cambiar el sonido, lo levantamos despacio.

A continuación, añadimos el alioli a las patatas y lo revolvemos bien. Por último, picamos el perejil y lo añadimos a las patatas. Lo ideal es dejarlas reposar unos minutos en el frigorífico para servirlas frías ¡Y listo!

 Os dejamos otra de nuestras recetas favoritas para que la probéis también: huevos rotos con chorizo. Probadlas todas y contadnos qué tal estaban en los comentarios.

PROFESOR SPANEASY
marketing2@spaneasylearning.com
No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.