gazpacho-salmorejo

¿Gazpacho o salmorejo?

 

¡Hola, Spaneasiers! Llega el calor en Madrid, y con él, apetece cambiar los hábitos de comida para llevar una dieta más saludable y fresquita. Por eso, os dejamos este post con las recetas del gazpacho y el salmorejo, porque… ¡se parecen pero no son lo mismo! Así que, si queréis sorprender a vuestros amigos y familia con estas deliciosas recetas, echad un vistazo a este post cuando os toméis un descanso de vuestras clases de español.

En primer lugar, encontramos la diferencia en su origen: El gazpacho y el salmorejo son andaluces, pero el salmorejo especifica su origen en Córdoba.

En segundo lugar: la textura. En general, el gazpacho es una sopa fría de hortalizas, aliñada con aceite y vinagre. Esto explica por qué el gazpacho tiene una textura que permite beberlo en un vaso mientras que el salmorejo tiene una textura que si se hace muy espeso puede ser similar a la de la mayonesa.

Ingredientes para hacer Gazpacho (para 6 personas):

  • 1kg Tomate “pera”
  • 1 Pimiento verde
  • 1 Pepino
  • 2 Dientes de ajo
  • 250ml Aceite de oliva
  • 200g Pan de hogaza duro
  • 250ml Agua
  • Sal (al gusto)
  • 50ml Vinagre de Jerez

¿Cómo se prepara?

Primero se corta a trocitos todos los ingredientes mencionados anteriormente sin necesidad de pelarlos y luego se mete todo en una batidora o Thermomix. Se baten durante 4 minutos para que todo quede perfectamente triturado y a continuación, se pasa todo por un colador fino.

Se deja un par de horas en la nevera para que se quede frío ¡Y listo!

Ingredientes para hacer Salmorejo (para 6 personas):

  • 1kg Tomate
  • 200g Pan de hogaza
  • 250ml Aceite de oliva
  • 1 Diente de ajo
  • Sal (al gusto)

 

¿Cómo se prepara?

Se trocean los tomates y se meten en un bol con el pan durante unos 10 minutos. Después, se incorpora el diente de ajo y se pone todo en la batidora o Thermomix hasta que quede una textura parecida a la de la mayonesa. A continuación, se echa el aceite de oliva y se vuelve a batir con la Thermomix (o batidora) hasta que quede con una textura cremosa y un color anaranjado.

¿Has visto qué fácil es hacer estas recetas tradicionales españolas? Ahora solo queda ponerlo en práctica y decidir cuál de los dos os gusta más. Además, os dejamos más recetas para que las aprendáis a hacer durante vuestra estancia en España:  Tortilla de patata y receta de Minitartitas.

PROFESOR SPANEASY
marketing2@spaneasylearning.com
2 Comments

Post A Comment