verbo-tocar

El verbo tocar

 

¡Hola Spaneasiers! ¿Estáis preparados para vivir el verano en Madrid? Ya llega el buen tiempo y con él las conversaciones con los amigos tomando algo en una terracita al sol. Por eso hoy comentaremos cómo y para qué se usa el verbo tocar, ya que tiene diferentes significados. ¡Así no habrá confusiones y podréis empezar a ponerlo en práctica muy pronto!

Para instrumentos musicales empleamos este verbo. ¡CUIDADO! No hay que confundirlo con el verbo jugar, que se usa para hablar de deportes o pasatiempos. En español podemos decir:

Tocar la guitarra.                  Tocar una canción.   

Los músicos tocan la guitarra en el Templo de Debod.

Pero nunca Jugar el piano .

Hacer sonar una cosa para avisar o llamar. Por ejemplo:

El cura toca la campana de la iglesia.

Los conductores tocan mucho el claxon en los atascos.

Para todo aquello que está relacionado con el sentido del tacto, poner en contacto la mano con alguna parte del cuerpo u objeto

  • ¿Por qué te tocas el hombro?

+Porque me duele mucho.

Para hablar de un asunto, de una conversación sin profundizar mucho.

En la cena de anoche, María tocó el tema de su divorcio.

Cuando aterriza el avión después de varias horas de vuelo: ¡Por fin tocamos tierra!

Otro de los usos que tiene este verbo, y que en Navidades es bastante frecuente utilizarlo, es para decir o preguntar si nos ha tocado o le ha tocado la lotería a alguien que conocemos.

Para referirnos a momentos de tristeza en los que queremos expresar cómo nos sentimos podemos recurrir a la expresión:

  • Tocar fondo, que significa llegar al límite de una mala situación y pensar que ya no te puede ocurrir algo peor.

He perdido mi trabajo y mi casa. Siento que he tocado fondo.

Otras dos expresiones muy coloquiales y utilizadas por los españoles son tocar las narices y tocarse las narices. Se escriben muy similar pero el significado entre uno y otro es completamente diferente:

  • Tocar las narices significa molestar a una persona, hacerla enfadar

Mi hermano pequeño no deja de molestarme, ¡me está tocando las narices!

Tocarse las narices es un verbo reflexivo y quiere decir que una persona no tiene nada que hacer o no le apetece cumplir con sus obligaciones, es decir, vaguear.

Este fin de semana tenía muchas cosas que hacer, pero me he tocado las narices

Por último, una expresión que nos encanta y que también existe en muchas partes del mundo es:

  • Tocar madera, que sirve para atraer a la buena suerte y distanciar lo malo. Normalmente suele ir acompañada del gesto de tocar algún objeto de madera. Por ejemplo:

No he estudiado mucho. Tocaré madera para aprobar este examen.

El domingo vamos a ir a hacer senderismo, toquemos madera para que no nos llueva

Si aún os habéis quedado con ganas de más os proponemos escuchar la canción “Tocar madera” de Manolo Tena , ideal para los más supersticiosos y para todos los que sentimos que vamos a tener buena suerte tocando madera.

Estas son algunas de las expresiones más utilizadas que tenemos con el verbo tocar.  ¡Esperamos que os haya gustado esta entrada y que a partir de ahora las empecéis a poner en práctica en vuestras clases de español!

Para seguir aprendiendo más acerca de los verbos os recomendamos leer el artículo “ir y venir” para poder conocer en qué se diferencian estos dos verbos que expresan desplazamiento.

¡Hasta la próxima!

PROFESOR SPANEASY
marketing2@spaneasylearning.com
No Comments

Post A Comment