verbo-tocar

El verbo tocar y sus diferentes acepciones

 

¡Hola spaneasers! ¿Cómo van vuestras clases de español? Esperemos que estéis aprendiendo mucho. Hoy vamos a hablar de las diferentes acepciones del verbo TOCAR.

En español, el verbo TOCAR tiene diferentes usos dependiendo de la información que queramos transmitir o del contexto en el que nos encontremos. Por ello, tenemos que aprender el significado de cada una de sus acepciones para no confundirnos y poder comunicarnos de una manera efectiva.

La primera definición que encontramos en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española es la de: Ejercitar el sentido del tacto:

  • No toques los cuadros del museo.
  • No me gusta que me toquen el pelo.

 

El segundo uso que vamos a ver está relacionado con la música. Usamos el verbo TOCAR cuando nos referimos a hacer sonar un instrumento musical:

  • María toca la guitarra bastante bien.

 

También cuando queremos expresar que alguien interpreta una pieza musical. En este caso se trata de un sinónimo de interpretar:

  • La orquesta tocó la novena sinfonía de Beethoven para terminar el concierto.

 

Otro de los usos del verbo TOCAR, es el de alterar el estado o condición de algo:

  • No toques más la ensalada, está perfecta.
  • Esta poesía está bien, no hay que tocarla.

 

Usamos este verbo para indicar que dos objetos están tan cercanos que apenas hay distancia entre ellos:

  • Esa calle es tan estrecha que los balcones se tocan.

 

En ocasiones, usamos el verbo TOCAR para avisar, hacer una señal o una llamada:

  • Dame un toque (al móvil) y voy a buscarte.
  • He tocado el timbre varias veces, pero nadie me ha abierto la puerta.

 

Cuando tratamos o hablamos leve o superficialmente de un tema, sin que sea este el asunto principal :

 

  • En la reunión de hoy se tocará el tema de los horarios.
  • No tocaré ese asunto hoy.

 

  • Ser pariente o tener una alianza con otra persona:
  • No me toca nada, así que no tengo que ir a su boda.

 

Usamos TOCAR como sinónimo de inspirar o estimular:

  • Le tocó Dios en el corazón.
  • El motivo de la manifestación le toca profundamente.

 

Empleamos el verbo tocar refiriéndonos al turno para hacer algo, o a la obligación de hacer algo:

  • Me toca después de ti. (Es mi turno)
  • Me toca comprarle un regalo por su cumpleaños.
  • Este fin de semana nos toca hacer mudanza.

 

Por último, podemos usar el verbo TOCAR para referirnos a una parte o porción de algo que se reparte entre varios o les es común:

  • A cada niño le tocan cinco caramelos.
  • Nos ha tocado el primer premio de la Lotería de Navidad.

 

También podemos encontrar este verbo tan polivalente en expresiones como: No me toques las narices, que significa no me enfades, o: Se mira pero no se toca.

 

 

Esperamos que os haya gustado este post y os haya servido para mejorar vuestro español, ahora os toca estudiar.

PROFESOR SPANEASY
marketing2@spaneasylearning.com
No Comments

Post A Comment