¿Parece fácil?

¡Hola, spaneasiers! ¿Cómo estáis? Hoy os traigo un problema que seguramente haya aparecido en vuestras clases de español y que os haya parecido bastante difícil: el verbo parecer. Este verbo está presente desde el nivel A2, con un uso más básico, hasta el nivel B2 de español, con un uso más avanzado. Vamos a explicar sus diferentes significados y cómo estos interfieren en su sintaxis.

PARECERSE (A ALGUIEN) (EN ALGO)

El uso reflexivo del verbo parecer se usa para hablar de similitudes entre personas, ya sean físicas o de personalidad. Vamos a usarlo principalmente para hablar de parecidos entre miembros de una familia. Veamos algún ejemplo:

  • Mi hermana se parece mucho a mí en los ojos.
  • Yo no me parezco nada a mi madre.

Este verbo necesita la preposición a para hacer referencia a la persona con la que existe un parecido o similitud. Si queremos hablar de la parte del cuerpo o la característica que las hace similares, utilizaremos la preposición en.

PARECER (QUE)

En este caso, el verbo parecer tiene un significado similar al verbo ser o estar. Por ejemplo: si decimos que Juan parece cansado, queremos decir que hay algo en su cara o en su expresión que nos hace pensar que está cansado. Normalmente lo vamos a combinar con adjetivos o con sustantivos también. Por ejemplo: Ana parece profesora de química. En este ejemplo queremos decir que hay algo en Ana que nos hace pensar que es profesora de química.

Con esta idea de que hay algo que nos hace pensar así, podemos usar también el verbo parecer con una frase introducida por que. Por ejemplo: Parece que va a llover. Diríamos esto en una situación en la que estamos mirando al cielo y vemos que está nublado y que está a punto de llover. Solo en esa situación podríamos usar el verbo parecer. Veamos otro ejemplo: Parece que hay huelga de metro. Para pronunciar este ejemplo deberíamos estar en el andén del metro leyendo en la pantalla que el próximo tren llegará en 15 minutos.

Es importante tener en cuenta que en este último caso del verbo parecer seguido de que siempre va a estar conjugado en tercera persona del singular, nunca lo vamos a encontrar en otras personas.

ME PARECE QUE…

El último caso que vamos a trabajar es el caso del verbo parecer con un significado de opinión. Vamos a ver un ejemplo: Me parece que Juan no va a venir. Como podemos ver, en este ejemplo tenemos el verbo parecer de nuevo conjugado en tercera persona del singular, seguido de un que, pero precedido de un pronombre personal me. Cuando este pronombre aparece, el significado de este ejemplo sería el siguiente: ‘En mi opinión Juan no va a venir’.

Este uso del verbo parecer tiene una estructura sintáctica similar a la del verbo gustar, ya que solo cambiará el pronombre dependiendo de la persona que dé su opinión. De esta manera, si queremos decir que ellos opinan que Juan no vendrá a la fiesta, deberíamos cambiar el pronombre: Les parece que Juan no va a venir.

Espero que con este post haya quedado un poco más claro este verbo tan simple pero tan complicado del español. Os dejo con un post que podría ayudaros a la hora de usar este verbo ya que habla de qué les parecemos los españoles a los extranjeros.

¡Hasta pronto!

Nuestras redes sociales:

Botón Cuaderno de Amanda (Youtube)
Botón Cuaderno de Amanda (Twitter)