conflicto-cataluña-españa

El conflicto catalán: Cronología hacia el referéndum del 1 de octubre

Asimilados los detalles que nos ayudarán a comprender el desarrollo temporal en la anterior entrada, El conflicto catalán: orígenes y contexto político (I), este post entrará directamente en los sucesos que han llevado este asunto al momento en que nos encontramos a día de hoy.

Se debe conocer que desde la restitución de la democracia en 1978, Cataluña ha tratado de firmar con el Estado para tener una mayor autonomía acuerdos que muchas veces se vieron frustrados, lo que se señala clave en el giro al independentismo de partidos que antes no lo eran y en consonancia sucediera lo mismo con parte de su sociedad.

Desde que en 2010 ganara las elecciones el partido CiU, partido autonómico que en ese año pasó a defender activamente el independentismo, se han dado 4 procesos electorales, los 3 últimos convocados de forma anticipada.

El gobierno catalán pasó a considerar que a través de la negociación no era posible lograr nada frente a un Estado español que les negaba todo, por lo que se propuso el inicio de una vía unilateral para conseguirlo. Por ello en 2012 convocó el aquel entonces presidente de Cataluña, Artur Mas, unas elecciones anticipadas en las que buscaba la legitimidad popular para dar inicio a esta vía, llamada en catalán el ‘procés’ (el proceso). Artur Más logró su victoria y el ‘procés’ generó un mayor alejamiento de posturas entre los partidos políticos del Parlamento de Cataluña y el Gobierno de la nación, con ciertas excepciones de alguna equidistancia entre ambos sectores.

Tras años de tanteo entre las fuerzas independentistas y el Gobierno español, los hechos que han levantado gran polémica e incluso la atención de medios internacionales, parten de que el gobierno de Cataluña, da un paso adelante para convocar un referéndum de resultado vinculante de forma unilateral para el 1 de octubre. El Gobierno español, presidido por Mariano Rajoy, decide impedir la consulta porque tanto este como el Tribunal Constitucional no la considera legal y por ello se producen las cargas policiales para requisar las urnas el día de la votación, lo que da lugar a las conocidas imágenes de votantes heridos como consecuencia de la actuación policial.

Tras lo sucedido el 1 de octubre, Carles Puigdemont (PDeCAT), presidente de Cataluña en aquel momento, comunica que se proclamará la independencia como consecuencia de los resultados del referéndum (el 80’8% votó a favor), pese a ser realizada sin observadores internacionales y no otorgarse legitimidad a los resultados desde ningún país. Esta acción se realiza el 10 de octubre.

En respuesta Mariano Rajoy activa el artículo 155 de la Constitución española. Esto supone la suspensión de la autonomía de Cataluña que pasa a estar bajo gestión del ejecutivo nacional del presidente Mariano Rajoy, quién inmediatamente convoca elecciones al Parlamento de Cataluña para el 21 de diciembre.

Desde el 18 de octubre se inicia una serie de citaciones judiciales, tanto a líderes de asociaciones independentistas, como a miembros del Parlamento y del Gobierno catalán, como Carles Puigdemont y su vicepresidente, Oriol Junqueras (miembro de ERC). Todos ellos son acusados de delitos como rebelión o sedición, conspiración y malversación. Algunos de los citados huyen a Bruselas, entre ellos Carles Puigdemont, para evitar la cárcel. De los que si se presentan, según su grado de responsabilidad entran en prisión preventiva o en libertad con cargos tras pagar una fianza.

Tras las decisiones judiciales queda una campaña electoral en la que uno de los candidatos realiza sus discursos desde Bruselas por Skype, ya que Carles Puigdemont no abandona y por tanto lidera la opción llamada Junts per Catalunya (suma de PDeCat y asociaciones independentistas), y otro, el ex vicepresidente Oriol Junqueras, lidera desde la cárcel la candidatura de ERC.

El 21 de diciembre los resultados darían como partido más votado a Ciudadanos, partido no independentista, pero en clave de bloques independentistas, no independentistas y soberanistas, son los primeros los que suman más escaños. Los independentistas planean formar un gobierno conjunto tal y como se daba antes de las elecciones, puesto que siguen sumando el número de escaños suficiente en apoyos a la investidura, programada para el próximo 17 de enero.

La sensación actual es de que el conflicto, lejos de solucionarse, se mantiene encallado en el tira y afloja de los bandos políticos, por lo que en medios de comunicación seguirá siendo frecuente la presencia de este tema. En Spaneasy esperamos que tras darte a conocer las circunstancias de este asunto, hayas logrado hacerte a la idea de la situación política de nuestro país.

 

PROFESOR SPANEASY
marketing2@spaneasylearning.com
No Comments

Post A Comment