catalunya-problem

El conflicto catalán (1ª parte)

Si bien es un conflicto complejo de descifrar dentro de nuestro país, a buen seguro quien no sea conocedor del contexto social actual y de nuestra historia tendrá todavía más complicado saber qué es lo que está sucediendo en Cataluña. Este tema en concreto es uno de los que está suscitando más discusión en los últimos años en España, por lo que consideramos en Spaneasy importante aportar una información básica con la máxima objetividad y evitando los datos sesgados.

Debido a que es un tema que requiere cierta concisión a la hora de hacerse comprender, lo presentaremos en dos entradas, explicando en esta primera las circunstancias del pasado y el contexto que ha fraguado la historia reciente y los hechos de los últimos meses. De esta manera, comenzamos.

El objetivo de la independencia de una parte del territorio respecto al resto es un fenómeno que no es nuevo en nuestro país. Comunidades con unas características culturales e históricas particulares a lo largo del tiempo lo han reclamado, y en comunidades como Galicia, País Vasco y Cataluña existen partidos políticos en sus parlamentos que reclaman mayor autonomía de la existente o directamente ser un nuevo estado. Sus argumentos más frecuentes varían entre los identitarios y culturales a los económicos, que sostienen que independientes serán mejor gestionados y que mediante la autofinanciación serán mayores sus recursos.

La situación económica de nuestro país ha sido otro factor para el crecimiento del independentismo en el caso catalán, ya que se ha representado en ocasiones como una vía de escape a la crisis y las políticas del gobierno nacional. El PP, partido que dirige el gobierno español, es en Cataluña una fuerza minoritaria que en las últimas elecciones fue el séptimo en número de votos.

Cataluña ahora mismo es el territorio donde mayor pujanza tiene la idea del estado propio, el cual representa dentro de España una de las 17 comunidades autónomas en las que se divide, aparte de las subdivisiones internas en provincias. El término de comunidad autónoma supone que ciertas competencias, como la sanidad o la educación, pese a ser financiadas desde los impuestos recaudados por el Estado, sean gestionadas por la propia comunidad. En el caso de Cataluña, se sitúan 4 provincias que son Barcelona, Gerona, Lérida y Tarragona.

Los antecedentes históricos señalan que en diferentes épocas de la historia Cataluña se ha rebelado frente a la Corona de Castilla -como en el 1640 y el 1714- por la pérdida de privilegios medievales, que les hacía más dependientes de la Corona de Castilla. La fecha del 11 de septiembre de 1714 es muy significativa para la historia de Cataluña: en este día se recuerda la caída de Barcelona en poder de la dinastía borbónica que pasaría a reinar tras la Guerra de Sucesión, perdiendo con ello sus administraciones propias. Es por ello que cada 11 de septiembre se celebra el Día de Cataluña, que en los últimos años ha reunido a miles de personas en manifestaciones a favor de la independencia.

Los considerados bandos existentes en el Parlamento de Cataluña a favor o en contra del independentismo se componen de partidos con ideas políticas en principio contrapuestas (izquierda y derecha políticas), lo que genera ciertas paradojas en según qué acuerdos de gobierno. La creación de un gobierno requiere que se presente una candidatura que reciba el apoyo de más de la mitad de los miembros electos del parlamento. La gran fragmentación que existe en el parlamento catalán (7 partidos) ha obligado a que se formen gobiernos de más de un partido político y los votos de apoyo de terceros.

Los acuerdos para sumar un gobierno con mayoría parlamentaria en las últimas legislaturas –desde 2012- han sido compuestos por los partidos autonómicos pro-independentismo PDeCAT (refundado de la antigua CiU, de derechas), ERC (partido históricamente independentista y de izquierdas) y CUP apoyando su investidura sin ser partícipe del gobierno (partido de reciente creación a partir de colectivos activistas, de izquierda anticapitalista). Los dos primeros, junto a asociaciones pro-independentistas llegaron a presentar una candidatura propia a las elecciones (Junts Pel Sí) de 2015, pero actualmente se encuentra deshecha.

Por otro lado Ciudadanos (derecha), PSOE (izquierda socialdemócrata) y PP (derecha) son partidos nacionales en contra de la independencia y de cualquier referéndum vinculante en el parlamento. A todos ellos se suma la candidatura de Catalunya en Comù Podem (coalición de partidos de izquierdas), también nacional, que rechaza apoyar el independentismo pero si defiende que se realice un referéndum pactado con el gobierno.

El objetivo de esta entrada es hacer entender los detalles que han llevado este asunto a la preocupante situación que se está dando en nuestro país y así refleja nuestra sociedad. En la próxima entrada veremos las fechas clave para unir los puntos de la historia reciente.

PROFESOR SPANEASY
marketing2@spaneasylearning.com
No Comments

Post A Comment